miércoles, 31 de julio de 2013

Concurso cuento receta Pyrex


Pyrex esta de concurso y te invita a preparar tus recetas en formato de cuento de hadas o relato. Para participar pinchar aquí.

La Casita de MA y LI

Érase una vez dos ositos llamados Ma y Li, que vivían en una casita a las afueras de la ciudad.
Un frío día de invierno empezó a diluviar y la casita se destruyó.
Ma y Li estaban aterrorizados, porque no sabían donde iban a poder dormir esa noche.
Rápidamente les vino a la cabeza de hacer con unos troncos y unas ramas una cabaña para poderse refugiar.
Estuvieron unos días en la cabaña hasta que el tiempo mejoró y pudieron localizar a un albañil, para que les volviera a construir su pequeño hogar.
A Ma y a Li les encantaba cocinar y pensaron que podían aprovechar la oportunidad y que el albañil les construyera la cocina con la que tantas noches habían podido soñar.
La cocina tenía que tener un horno de leña, muchos armarios y utensilios de cocina, para poder elaborar todas sus recetas favoritas.
Antes de tener la cocina ya pensaban en que receta preparar y que ingredientes iban a necesitar.

Los ingredientes que apuntaron en su bloc de notas era:

-          ½ solomillo de cerdo (mejor utilizar congelado porque queda más tierno)
-          Bacon
-          Aceite de Oliva
-          Vino Blanco
-          1 Cebolla grande
-          1 Bote de surtido de setas en conserva
-          1 Bote de Patatas cocidas
-          Sal y pimienta
-          Palillos
-          Fuente de cristal

El albañil se puso manos a la obra y en 4 días les terminó su hogar.
Al día siguiente para celebrarlo invitaron al albañil a comer y se pusieron a elaborar su receta preferida que era un “Solomillo de cerdo al horno.”

Primero descongelaron el solomillo. Posteriormente lo salpimentaron. A continuación lo enrollaron con el bacon y lo cerraron con ayuda de unos palillos. Después lo pusieron en una fuente de cristal (Marca Pyrex) y trocearon la cebolla y la colocaron junto con el surtido de setas. Lo salaron y a continuación lo rociaron con vino blanco y por último pusieron un chorrito de aceite.
Lo introducieron en el horno hasta que la cebolla estuvo bien blandita.
Por último colocaron las patatas para que se calentaran.
Cortaron el solomillo a rodajas y con ayuda de una batidora trituraron la cebolla y las setas y elaboraron una deliciosa salsa que sirvieron por encima del solomillo y con la guarnición de las patatas.

Empezaron a comer y no dejaron nada en el plato. El albañil quedó saciado y contento, y les dijo que no les cobraría el horno si le invitaban otra vez a comer.

1 comentario:

  1. Me encanta esta receta ;) Tengo que probarla ;)


    Sigo tu precioso blog y espero que hagas lo mismo con el mio www.gabusiek.blogspot.com
    Un beso grande

    ResponderEliminar